Entradas

Disgrafía: 15 actividades y recursos para el aula y casa

Recopilamos páginas web con ejercicios, actividades y recursos orientados a los estudiantes que sufren disgrafía. Se trata de un tipo de discapacidad que afecta a la escritura, y puede venir dada por una dificultad para procesar el lenguaje correctamente o una dificultad óptico-espacial derivada de diferentes problemas para procesar lo que ven los ojos.

 

María José Argüeso, docente en Aguilar de Campo (Palencia) y autora del blog SGBlogosfera María José Argüeso, propone en este enlace más de 40 fichas para trabajar la disgrafía y que los alumnos pueden utilizar no sólo en el aula sino también en casa.

Una guía de consulta que da respuesta a algunas de las preguntas más comunes relacionadas con la disgrafía como, por ejemplo, tipologías, diagnóstico escolar, cómo detectar la disgrafía en el aula o los aspectos que hay tener en cuenta a la hora de corregirla. Asimismo, apunta algunos ejercicios y brinda dos libros para descargar gratuitamente con fichas.

 

Las aventuras de Lía y Grafos

Uno de los objetivos de este cuaderno de ejercicios de caligrafía es que los
estudiantes mejoren su motricidad fina, por lo que a los alumnos con disgrafia les resultará de utilidad.

Se centra en las causas que la producen para, a continuación, señalar los síntomas asociados a la disgrafía y que dependerán de los procesos alterados o afectados por la misma: síntomas asociados a dificultades viso-perceptivas; dificultades en los procesos motores; relacionados con el procesamiento del lenguaje; la escritura de la mano; asociados a la gramática y uso de palabras; y asociados con la organización del lenguaje escrito.

El siguiente punto que trata este recurso ahonda en los tratamientos que pueden llevarse a la práctica en función de las áreas a estimular. Finalmente, apunta algunas actividades como: juegos específicos del lenguaje, el uso de la plastelina y punzones de preescritura, empleo de láminas en las que hay que seguir punteados curvilíneos, rectas, simetrías o dibujos punteados…

Rebeca Pérez Fernández firma este trabajo del grado de maestro en Educación Primaria. El marco teórico de esta labor de investigación incluye cuestiones como las causas e indicadores de la disgrafía, tipología y tratamiento en las aulas de Primaria (ejercicios, técnicas y programas de tratamiento). Argumentadas y resueltas estas cuestiones, su autora aborda el significado y el sentido de las pruebas de diagnóstico, y cómo se trata la disgrafía en 3º de Primaria a través de adaptadores, pruebas individuales o recursos de actividades, entre otros.

Encontrarás este recurso en el espacio Orientación Andújar. Primero se hace una introducción al tema y las características que definen la disgrafía para, a continuación, mostrar distintas pautas de interés como adoptar la postura correcta cuando hay que sentarse en la silla o la forma adecuada de coger el lápiz siguiendo unos sencillos trucos. También se muestran diversos cuadernos de grafomotricidad y fichas listas para su descarga.

Combina una parte teórica con otra de carácter práctica, sugiriendo distintas recomendaciones iniciales antes de trabajar con el niño. Además, muestra hasta nueve juegos entre los que se encuentran actividades para repasar figuras punteadas, la formación de figuras a través de los números, bucles en hojas, rompecabezas de imágenes…Los puedes completar con nueve fichas con ejercicios para casa también. Educapeques también ofrece un vídeotutorial con lo más destacado.

Esta propuesta reúne una colección de fichas centradas de manera especial en la disgrafía motriz, y es que cuando se habla de disgrafía existen diferentes tipos pues también hay una disgrafía específica y sintomática o secundaria. Precisamente, y al final de las fichas mostradas, hay un artículo que explica cada una de ellas. Por otro lado, entre las propuestas de actividades sugeridas se plantean ejercicios de coordinación, orientación, caligrafía…

Técnicas caligráficas, pictográficas y escriptográficas. Alrededor de ellas, este recurso sugiere a las familias los diferentes objetivos y logros que pueden alcanzar sus hijos en función de unas y otras. Tampoco faltan las fichas de trabajo, entre las que descubrimos las dedicadas a los números y motivos espaciales.

Este recurso se encuentra en el Blog de Fantasías y en él se indican varios ejercicios y actividades que sin estar unidos de manera directa a la escritura refuerzan “la automatización de movimientos para un desarrollo de la psicomotricidad que posibilite una mejor escritura, seguridad y fluidez en el trazo”, tal y como se explica. El baloncesto, los malabares o hacer música son algunas de estas propuestas.

 

Se encuentran disponibles para su descarga gratuita en el blog Mi mani es logopeda y es posible trabajar distintos aspectos como la percepción, la simetría, la grafopercepción, la grafomotricidad, la atención-percepción…

 PYTAL

Este acrónimo pertenece a la página web Pedagogía Terapéutica y Audición y Lengua. Entre sus muchos apartados, incluye uno dedicado a la disgrafía. ¿Qué contenidos ofrece? En primer lugar, hace una introducción al tema y propone un enlace para consultar los diferentes tipos que existen de disgrafía y cómo tratarlos para, a continuación, sugerirnos un generador on line de actividades caligráficas para crear hojas de ejercicios en formato PDF; éstas, por ejemplo, permiten determinar el número de líneas por página o modificar el tipo de letra utilizada. También se ha incorporado un apartado de grafomotricidad.

En la web SlideShare, sitio conocido por compartir ideas y conocimientos, docentes y familias tienen a su disposición una entrada con algunos consejos que los alumnos pueden poner en practicar: cómo sentarse correctamente a la hora de escribir, la manera adecuada de sujetar el lapicero o el papel…Esta parte teórica se complementa con una práctica que incluye ejercicios de grafopercepción, visomotricidad, grafoescritura y grafomotricidad.

Sopas de letras, dibujos, actividades que consisten en poner las uniones entre las letras de cada palabra y completar reglones, o repasar con tres colores las letras del abecedario son algunas de las propuestas disponibles en este enlace perteneciente a la página web de Eduteca. En total, se han incluido 57 láminas dirigidas de manera específica al alumnado de Infantil y de Primaria.

 

Reeducación de las disgrafias

Aula PT es un blog de recursos para la atención a la diversidad, y en él encontramos un link enfocado a la prevención y corrección de las dificultades disgráficas elaborado por el CEIP Juan de Vallejo (Burgos). Este centro ha elaborado un completo programa que trata diferentes cuestiones: materiales a utilizar, educación de las habilidades motoras básicas, desarrollo del grafismo, corrección de la grafía, actividades para el alumnado…

Fuente: educaciontrespuntocero

¿Cuánto debería ganar una madre que se queda en casa?

El trabajo de una madre que se queda al cuidado de sus hijos en casa tiene un valor real que en salario debería rondar los 100 mil dólares anuales. Es un trabajo sin descanso, no se limita al horario de 9 a 5, incluye muchas tareas, como cocinar, limpiar y cuidar a los chicos, que, tienen un costo alto si se lo encarga a otra persona.

Yahoo finance detalló cada tarea de una madre  y el costo promedio de su trabajo, para luego determinar el valor real del salario anual de una mamá que ‘no trabaja’, como se dice erróneamente acerca de las mujeres que se dedican de tiempo completo a la crianza de sus hijos.

Chef privado

La preparación de la comida diaria es una de las principales tareas de un ama de casa. Desde el desayuno a la cena, hay que planificar la comida de los chicos, los padres  y quién sea habite la casa. La Asociación de Chef Personales asegura que un chef privado cobra entre 200 y 500 dólares por día. A esto se le agrega la tarea de hacer mercado y  organizar la cocina.  Solo por cocinar, una ama de casa, según yahoo finance, debería cobrar unos 56.000 dólares anuales .

Personal de Limpieza

La limpieza del hogar puede incluir lavar y aspirar pisos, ordenar ropa, tender camas,  limpiar el baño y lavar los platos.  El costo promedio de tener una persona que limpie la casa al menos dos veces por semana llega a unos 130 dólares. El precio aumenta si la casa es más grande. Por este servicio, el ama de casa debería recibir unos 6.000 dólares al año.

Cuidado de niños

El cuidado de niños, cambio de ropa, visitas al parque, al médico y a otras actividades es una tarea que la madre ama de casa hace todos los días y con un horario más que flexible. Si se contrata a alguién para hacer este trabajo, el costo semanal puede  ser de 500 dólares a 950. Por este trabajo, el ama de casa recibiría unos 30.000 dólares anuales .

Manejo

Las mamás son las que suelen llevar a los hijos a la escuela, al médico, a sus clases de baile o fútbol y si lo hacen en carro, esta tarea de manejo también tiene un precio aparte. Se estima que por este trabajo correspondería unos 4000 dólares al año.

Lavado de ropa

Las lavanderías ofrecen su servicio de lavado por libra a precios que van desde 70 a 90 centavos por libra. El ama de casa lo hace en forma gratuita, y además a veces plancha la ropa.

Por este servicio, que se hace al menos una vez por semana, la mamá debería recibir unos 900 dólares anuales .

Mantenimiento de otras áreas e la casa

Si la casa tiene patio o piscina, hay que trabajar para mantenerlos. Este trabajo tiene un valor anual cercano a los 1.500 dólares .

El resultado final

El trabajo de ama de casa es muchas veces tomado como algo ‘natural’, que hace la persona ‘que no trabaja’, es decir, que no va a una oficina diariamente. Pero sin duda es un trabajo que tiene un valor real y que si incluyera un salario estaría cercano a los 100 mil dólares anuales,  sueldo que muchas mamás  merecen, sin duda.

Fuente: terra.com

Orden en casa, una rutina necesaria

En casa la mayoría de los niños no cuenta con una rutina de orden y limpieza como la que tienen en la escuela. Es necesario integrarla a la vida familiar para lograr que los pequeños mantengan organizados sus juguetes, ropa, pinturas, etcétera. Esta disposición, como la mayoría de las cosas que aprenden a esta edad, es cuestión de rutina. 

Paqui Díaz, profesora de educación infantil, sabe lo que es instaurar el hábito del orden, «sin éste, la clase no podría funcionar jamás», reconoce. Es lo primero en lo que se enfoca cuando los niños entran al colegio a los tres años de edad. Poco a poco, una a una, se van estableciendo las rutinas que hacen posible que 25 personas juguetonas convivan tantas horas en un espacio reducido y que, al marcharse a casa, todo quede tal como lo encontraron en la mañana al llegar al colegio.

No es lo mismo hacerse cargo de la ropa, juguetes y objetos personales de un niño que de 25. «Los pequeños se adaptan a lo que se espera de ellos. Si esperas poco, dan poco, si esperas mucho, dan mucho», afirma.

Hacerse cargo de sí mismos, también es hacerse cargo de sus objetos personales, de los juguetes con los que juega y que, con relativa facilidad, sueles encontrar desperdigados por los rincones. Ésta es, sin duda, la parte que a veces más trabajo cuesta. ¿Qué puedes hacer para que mantengan en orden sus cosas?

  1. Ritualizar el orden: «Recoger, ordenar cada cosa en su lugar», es la canción que cantan en la clase de Maya cuando terminan de usar el material. Y todos, como movidos por un resorte, comienzan a guardar lo que han usado. La canción se convierte en un símbolo, el comienzo de un ritual (de recoger) y el final de otro (de jugar). A esta edad las canciones son un recurso sensacional para marcar el principio o el fin de algo y poner a los niños en acción.
  2. Cada cosa en su lugar, como dice la canción, y un lugar para cada cosa. El orden es cuestión de espacio. Hay que tener claro dónde va cada objeto y enseñárselo al niño. Entre menos cajas y cajones tenga para organizar, será mejor.
  3. Necesita un comienzo y un final claros a la hora de jugar. Puedes fijar momentos específicos a lo largo del día. Por ejemplo, pactar con él que antes de salir al parque, van a asegurarse de que todos los juguetes estén en su lugar.
Errores
  1. Convertir al niño en observador pasivo: en vez de meter el sándwich en su lonchera mientras él mira, debes cederle a él la responsabilidad, por ejemplo, dejando sobre la mesa su lunch y permitiendo que él sea quien lo guarde.
  2. Pensar que el grito de «A recogeeeeer», desde la cocina, es suficiente. No hay que creer que por acompañarlo un día podrá guardar sus cosas solo en adelante.
  3. Instaurar un hábito implica una importante inversión de tiempo. Al principio, tienes que saber que eso que tú recoges en un abrir y cerrar de ojos te puede llevar cinco veces más de tiempo con ellos.
  4. Constancia, es decir, que siempre sea igual: después de sacar sus juguetes, se tienen que guardar al terminar de utilizarlos. Éste es un punto en el que muchas veces se flaquea, pues si tienes prisa preferirás recogerlos y acabar en un dos por tres, en lugar de que se cumpla la rutina.

Padres convierten su casa en escuela para sus hijos

Con el argumento de que “nadie educa mejor a los hijos que sus propios padres”, Ana Karen Copado decidió impartir la educación básica a su hijo Mateo aplicando el sistema denominado Escuela en Casa. La familia es vecina del Fraccionamiento Real del Sol, en Tlajomulco, y pocas escuelas públicas están cerca del domicilio. Además, se ubica en una parte del municipio en la que, según habitantes, constantemente se registran problemas de inseguridad.

Por eso, para alejar a su hijo de este panorama, optó por sumarse al programa que ofrece la organización jalisciense “A Todas las Naciones”. Allí le otorgaron el material para impartir el nivel preescolar a su hijo. Además, semanalmente recibe asesoría de docentes encargados de diseñar el programa y ella se encarga de planear clases, horarios y actividades educativas combinadas con las responsabilidades del hogar.

“Los padres tienen más paciencia. Tú sabes cómo es tu hijo y cómo va a aprender o de qué manera se le puede llegar para que aprenda las cosas más rápido”, relata Ana Karen.

Pero la forma en la que decidió educar a Mateo no es bien vista por familiares y vecinos; piensan que el niño es sometido a un encierro o que eventualmente tendrá problemas para desenvolverse con los demás. Ana sostiene que ocurre todo lo contrario: “Se les nota la diferencia: son autodidactas e independientes. Hasta cierto punto aprenden más que en las escuelas públicas”.

Óscar Joel García Membrillo, coordinador del proyecto Escuela en Casa, explica que desde hace 18 años promueven esta modalidad. Actualmente atienden a 120 estudiantes de preescolar, primaria y secundaria (para los del nivel bachillerato se apoyan con Prepanet, del Tec de Monterrey). La dinámica consiste en que los padres o tutores imparten las materias en una planeación diseñada a sus tiempos, por cinco horas diarias. Quienes concluyen sus estudios deben certificarse ante la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) con un examen de conocimientos.

De acuerdo con la Secretaría, sólo tres casos han solicitado dicha validación; otras 80 personas se han acreditado ante la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Fuente: El Informador.mx