Entradas

Acerca del Día Mundial de la Alimentación

La FAO celebra el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre de cada año para conmemorar la fundación de la Organización en el año 1945. Se organizan eventos en más de 150 países de todo el mundo, convirtiéndolo en uno de los días más celebrados del calendario de la ONU. Estos eventos promueven la concienciación y la acción a escala mundial para aquellos que padecen hambre y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para todos.

El Día Mundial de la Alimentación es una oportunidad para demostrar nuestro compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 – Alcanzar la meta del Hambre Cero en 2030.

Se trata también de un día para que podamos celebrar los avances realizados hacia la consecución del #HambreCero.

¿Por qué debe importarnos el Día Mundial de la Alimentación y el #HambreCero?
  • El derecho a la alimentación es un derecho humano básico.
  • Invertir en sistemas alimentarios sostenibles y desarrollo rural significa emprender algunos de los principales desafíos globales – de alimentar a la creciente población mundial a proteger el clima mundial, y abordar algunas de las causas fundamentales de la migración y el desplazamiento.
  • Lograr los 17 ODS no puede suceder sin acabar con el hambre y sin tener una agricultura y unos sistemas alimentarios respetuosos con el clima, sostenibles y resilientes que provean para las personas y el planeta.
  • Alcanzar el #HambreCero es possible: de los 129 países monitoreados por la FAO, 72 ya han logrado el objetivo de reducir a la mitad la proporción de personas que sufren hambre en 2015; en los últimos 20 años, la probabilidad de que un niño muera antes de los cinco años se ha reducido casi a la mitad, con unos 17.000 niños salvados cada día; las tasas de pobreza extrema se han reducido a la mitad desde 1990.

Fuente: fao.org

 

El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también.

Uno de los mayores problemas relacionados con el cambio climático es la seguridad alimentaria. Las personas más pobres del mundo, -muchas de las cuales son agricultores, pescadores y pastores-, están siendo los más afectados por las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desastres relacionados con el clima.

Al mismo tiempo, la población mundial crece de manera constante y se espera que llegue a 9 600 millones de personas en 2050. Para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resilientes, productivos y sostenibles. Es la única manera de que podamos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones.

Cultivar alimentos de manera sostenible significa adoptar prácticas que producen más con menos en la misma superficie de la tierra y usar los recursos naturales de forma juiciosa. Significa también reducir la pérdida de alimentos antes de la fase del producto final o venta al por menor a través de una serie de iniciativas, que incluyen una mejor recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, infraestructuras y mecanismos de mercado, así como marcos institucionales y legales. Por eso, nuestro mensaje global para el Día Mundial de la Alimentación 2016 es “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

El mensaje refleja el momento crucial en el que se produce la celebración, justo antes de la próxima Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, COP 22, del 7 al 18 de noviembre de 2016 en Marrakech, Marruecos.

La FAO hace un llamamiento a los países para abordar la alimentación y la agricultura en sus planes de acción climática e invertir más en desarrollo rural.

Fortaleciendo la resiliencia de los pequeños agricultores, podemos garantizar la seguridad alimentaria de una población del planeta cada vez más hambrienta, a la vez que se reducen las emisiones.

¿Lo sabía?
  • La ganadería es responsable de casi dos tercios de los gases de efecto invernadero agrícolas (GEI), y del 78% de las emisiones de metano agrícolas. La FAO trabaja con los países para mejorar la gestión del ganado y mitigar los efectos del cambio climático. La diversificación en la producción ganadera puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático.
  • El impacto negativo del cambio climático en los recursos naturales -desde la disminución del suministro de agua de calidad a nivel mundial y la degradación del suelo-, subraya la creciente importancia de usar estos recursos de forma sostenible. Una adecuada gestión del suelo y los bosques, por ejemplo, puede llevar a la absorción natural de dióxido de carbono, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • La FAO estima que la producción agrícola debe aumentar en un 60% para 2050 con el fin de alimentar a una población mayor. El cambio climático está poniendo en peligro este objetivo, pero la FAO y sus países miembros están trabajando en diversas soluciones.
  • Más de un tercio de los alimentos producidos en el mundo se pierde o desperdicia. Esto supone alrededor de 1 300 millones de toneladas anuales. El metano emitido por los alimentos en descomposición es 25 veces más potente que el dióxido de carbono.
  • Para 2050, se espera que las capturas de las principales especies de peces disminuyan hasta en un 40% en los trópicos, donde los medios de vida y la seguridad alimentaria y nutricional dependen en gran medida del sector pesquero. El Código de Conducta de la FAO para la Pesca Responsable orienta a los gobiernos y los actores privados en la conservación y gestión de los océanos, ríos y lagos del mundo.
  • La deforestación y la degradación de los bosques se calcula supone entre el 10-11% de las emisiones globales de GEI. La FAO proporciona una serie de herramientas para los propietarios de bosques y otras partes implicadas para la gestión sostenible de los bosques.
  • El mundo pretende lograr el Hambre Cero en 2030: el cambio climático es un reto debe abordarse con el fin de continuar la lucha contra el hambre y alcanzar este objetivo. La FAO ayuda a los países a mejorar el sistema alimentario mundial y alcanzar esta meta.

Fuente: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

VI versión Muestra de Cine Medioambiental

Santo Domingo

Bajo el lema “Yo soy sostenible”, la sexta edición de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana presentó este miércoles 14 de septiembre la proyección del Programa de cortos infantiles EcoFilm Festival- PETer Plástico/Travesía/Bienvenido a la Tierra/El Agua de la Tierra/Donde vive Jobito, en las instalaciones de Funglode.

Estudiantes de los primeros grados de varios centros educativos disfrutaron de la proyección de estos cinco cortos infantiles, así como también de la intervención del biólogo marino Osvaldo Vásquez, asesor de la Muestra, quien intervenía explicando a los niños el significado del mensaje de cada corto. Los temas trabajados a través de entretenidas y coloridas ilustraciones fueron: aprovechamiento de la energía solar, beneficios del reciclaje, daños producidos por el plástico, beneficios de sembrar árboles y el uso racionable del agua.

Las vedas y la sostenibilidad alimentaria

” Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.” Albert Einstein.

Ruben E. Torres
ruben@reefcheck.org

Los humanos nos hemos caracterizado por ser una especie muy eficiente en la obtención de nuestros alimentos con el fin de asegurar nuestra supervivencia. Estos alimentos provienen mayormente de la explotación de los recursos naturales.

Las poblaciones humanas están creciendo exponencialmente, según el Population Reference Bureau se agregan 228,000 personas por día, cada una de las cuales necesitará agua y alimento para sobrevivir. Esto trae como consecuencia directa que aumente la demanda de alimentos.

Este incremento en la demanda, unido al  acceso sin restricciones a los recursos naturales y la falta o poca  jurisdicción sobre los mismos, contribuye a un aumento continuo del impacto antropogénico, convirtiéndose en un círculo vicioso que resulta en una disminución constante de nuestras fuentes naturales de alimentos. Debido a este resultado tan evidente, hemos desarrollado diferentes medidas para disminuir nuestro impacto sobre los recursos naturales.

Los casos más tradicionales son el desarrollo de la agricultura, la ganadería y la acuicultura como mecanismos para incrementar la producción de alimentos sin agotar las poblaciones salvajes.

Algunos métodos de menor intensidad, pero de mayor alcance que se han desarrollado en los tiempos modernos; son la protección de áreas para que los recursos se regeneren de forma natural, regulaciones de los métodos de cacería o pesca, y los cierres permanentes o temporales de actividades de cacería o pesca, muchas veces relacionados a los períodos de reproducción de las especies objetivo,  también conocidos como vedas. Las vedas son prohibiciones totales o temporales que se establecen para proteger las especies de importancia comercial o aquellas que se encuentran amenazadas, especialmente durante los meses de reproducción. Entre las especies seleccionadas están representadas principalmente invertebrados marinos y peces que se caracterizan por producir cientos de miles de huevos en cada temporada de reproducción, y por presentar dos estados muy definidos en su ciclo de vida: 1) Un estado larval planctónico en las corrientes oceánicas donde los organismos flotan libremente, hasta llegar a, 2) Un estado relativamente sedentario de juveniles y adultos ya establecidos en un lugar o zona. Se puede entender que el potencial de regeneración o multiplicación de estas especies es particularmente inmenso durante dicho período clave, primero por la gran cantidad de huevos producidos por un solo individuo. Sin embargo, este potencial de regeneración se reduce drásticamente cuando los individuos son removidos de su ambiente antes de llegar a su estado de madurez sexual o durante la gestación de los huevos. Atrevámonos a conocer nuestros alimentos, y a educarnos sobre lo que debemos hacer para preservarlos. Permitamos que estas especies por lo menos lleguen a reproducirse, asegurando así que las futuras generaciones puedan disfrutar de los mismos frutos de la naturaleza de los que hoy en día nosotros tenemos.

El autor es el presidente de la Fundación Reef Check República Dominicana. Dedicada a la conservación, investigación y recuperación de los recursos costeros de nuestro país.

(+)
RESPETO A LAS ÁREAS MARINAS

RESERVAS DE RECURSOS PESQUEROS: Además de las vedas, es de suma importancia el establecimiento y efectivo respeto de áreas marinas protegidas que actúan como semilleros o reservas de recursos pesqueros, que en nuestro país tenemos más del 50% del mar territorial protegido legalmente, pero lamentablemente, no efectivamente protegido.

 

Ciencia y tecnología en la alimentación

Nanoalimentos funcionales. Son reconstituidos en el nivel molecular, para obtener nanoingredientes que mejoren sus propiedades y sean convertidos en funcionales para tratar diferentes enfermedades.

Nanoalimentos funcionales. Son reconstituidos en el nivel molecular, para obtener nanoingredientes que mejoren sus propiedades y sean convertidos en funcionales para tratar diferentes enfermedades.

Santo Domingo

Dando continuidad a la colaboración de los expertos que nos estarán acompañando en esta XXII edición de Semana de la Geografía, que ha de celebrarse del 9 al 13 de marzo, le presentamos una breve introducción del tema “Ciencia y tecnología ante el futuro de los alimentos”.

Las nuevas tecnologías juegan un papel importante en el ámbito de la alimentación, ya que permiten producir alimentos y bebidas que se adaptan a las demandas de los consumidores de manera segura. A través de las innovaciones tecnológicas, se desarrollan nuevos productos y tecnologías que persiguen la calidad y seguridad alimentarias. Debido a la demanda por parte de los consumidores de nuevos productos, más duraderos, seguros y con propiedades nutricionales y saludables extras, la Industria alimentaria lleva años investigando el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan responder a esa demanda.

Nanotecnologías 

La nanotecnología es la ciencia que trabaja a escala nanométrica, es decir, a niveles tan pequeños como moléculas y átomos.  Es el diseño, creación, síntesis, manipulación y aplicación de estructuras y materiales que tienen generalmente un tamaño de 1 y 100 nanómetros de tamaño y su interés radica en que el pequeño tamaño de las partículas conlleva propiedades físicas y químicas que difieren significativamente de las habituales a mayor escala.

Aplicaciones en la industria alimentaria  

La aplicación de la nanotecnología en la agricultura y en la industria alimentaria se trató por primera vez en el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) en septiembre de 2003. La nanotecnología en la industria alimentaria está teniendo un gran avance en los últimos años, a pesar de estar aún en fase de despegue. Sus principales aplicaciones destacan en áreas como: el envasado (envases activos y envases inteligentes), el desarrollo de nuevos productos (nanoalimentos funcionales, microcápsulas), la calidad y la seguridad alimentaria (biosensores), la mejora de los procesos de los alimentos (gelatinización, espumas y emulsiones), la nanotecnología en envases alimentarios y la incorporación de nanopartículas a envases está llevando a la industria a poder ofrecer envases con características mejoradas. La nanotecnología ofrece múltiples oportunidades de mejora a diferentes sectores agroalimentarios, sobre todo a los que emplean materiales plásticos en sus envases alimentarios. Entre las aplicaciones que se dan en el envasado en la actualidad destacan las siguientes: los nanorrecubrimientos para aumentar las propiedades de alimentos frescos, con el fin de retrasar su maduración y alargar su vida útil.  Además, cada vez se utilizan más productos basados en la nanotecnología para elaborar materiales de contacto con los alimentos dotados de propiedades antimicrobianas. Las actuales investigaciones sobre ese tipo de superficies tienen por objeto conseguir sensores capaces de detectar la contaminación bacteriana y reaccionar contra ella.  Nanomateriales cuyas propiedades cambiarán en función de las condiciones externas o internas, como la temperatura. Estos llevan a cabo un seguimiento de las temperaturas que se han mantenido a lo largo de la cadena y las valida. Un cambio de color indica que no se cumplen las especificaciones de temperatura.

La alimentación inicial

Padre José Navarro, S. J.
Coordinador Nacional Pastoral Materno Infantil

La salud y el bienestar de las personas dependen en gran medida del modo en que se han alimentado desde la primera infancia. Las madres, los padres, abuelos y todos los miembros de la familia están llamados a practicar buenos hábitos de alimentación con los niños y niñas desde el nacimiento y en cada etapa de su desarrollo. Así, podremos evitar problemas como la desnutrición, la anemia, la obesidad y otros problemas nutricionales que afectan a niños y adultos en nuestro país y en el mundo.

A continuación presentamos algunos consejos para la alimentación de los niños y niñas en los primeros años de vida.

-Dar solamente la leche materna desde que el niño o niña nace hasta que cumple los seis meses de edad.  La leche materna es el mejor alimento para los primeros seis meses de vida, protege de enfermedades y siempre está buena. No es necesario dar agua ni té, jugos u otros alimentos hasta cumplir los seis meses.

-A partir de los seis meses de edad, comenzar a introducir los nuevos alimentos gradualmente, es decir, poco a poco.

A partir de los seis meses, se inicia lo que llamamos la “alimentación complementaria” en que se van introduciendo otros alimentos en la alimentación del niño o niña y se continúa dando el seno hasta los dos años o más.  Estos deben  introducirse uno en uno, dejando un período de 3 o 4 días en cada nueva introducción, para detectar posibles alergias, y para que el niño se acostumbre al sabor.  Cuando el bebé ya acepta bien un alimento, éste puede ser mezclado con otro. -Preparar papillas espesas y no aguadas, desde el inicio. Los niños y niñas menores de dos años necesitan muchos nutrientes, pues están en crecimiento, pero su estómago es muy pequeño. Si les damos sopas y comidas aguadas no recibirán la cantidad suficiente de nutrientes. Por eso, las papillas no deben ser muy aguadas; para que sostengan bien es mejor que sean espesas, pues así tienen más nutrientes y calorías. -Dar alimentos naturales variados, de colores y sabores diferentes.

La alimentación debe ser variada, para que el niño reciba todos los nutrientes que necesita. Un bebé que aprende a comer frutas y vegetales variados tiene más probabilidades de ser un adulto con buenos hábitos de alimentación y mejor salud. A partir de los seis meses hay que tener especial cuidado para prevenir la anemia. Para esto es necesario dar al niño o niña alimentos especialmente ricos en hierro y en vitamina A.

El hígado de pollo o de res es importante dárselo a partir de los seis meses, pues este alimento es especialmente rico en hierro y vitamina A.

Las habichuelas, los guandules y otras leguminosas también aportan una buena porción hierro. Se debe mantener una higiene cuidadosa al preparar y dar los alimentos al niño.

El adulto debe lavarse las manos antes de preparar los alimentos y antes de dar de comer al niño. Es importante lavar también las manos del niño, y utilizar recipientes limpios. Utilizar agua potable (hervida o clorificada). Recordar que los biberones fácilmente se contaminan y producen diarrea al bebé. Es mejor usar un vasito para darle alimentos líquidos.-Dar la comida en un plato individual para cada niño o niña, y crear un ambiente favorable. Dar los alimentos en un plato individual para el niño, con cuchara. Si se le da del mismo plato que la madre, no sabremos qué cantidad come el niño.  Es mejor dar los líquidos en vasito, y no en biberón, para evitar contaminación y diarreas.  Es importante crear un clima agradable en la mesa. Este momento es de aprendizaje y de mucho amor.

(+)
ALIMENTACIÓN BALANCEADA

GRUPOS DE ALIMENTOS 

-Constructores. Ricos en proteínas y forman los tejidos del cuerpo. Las carnes y derivados, pescado, huevos; habichuelas y demás leguminosas. -Protectores : Ricos en vitaminas y minerales; nos protegen de algunas enfermedades. Frutas: lechoza, piña, cereza, guayaba, china, guineo, mango, etc.. -Energéticos ricos en carbohidratos y grasas; nos dan energía para que nuestro cuerpo funcione.

  1. JOSÉ NAVARRO, S.J. FASCÍCULO NO. 4

El padre José Navarro García ingresó a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) a la edad de 16 años, donde estudió Química y alcanzó el más alto índice de su promoción. Se graduó magna cum laude. Hizo una maestría en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y luego en Brasil para su doctorado.

Actualmente es el coordinador general de la Pastoral Materno Infantil de la Iglesia Católica de República Dominicana. Esta pastoral viene funcionando a nivel piloto desde hace unos años, construyendo una propuesta para mejorar la nutrición y el desarrollo integral en los primeros años de vida.

Precisamente este programa constituye el tema de su tesis de Doctorado en Ciencias de la Nutrición, bajo el tema: Evaluación de impacto de un programa de atención primaria en salud materno infantil.

La Pastoral Materno Infantil tiene sus raíces en la Pastoral del Niño del Brasil (Pastoral da Crianca). La historia de esa pastoral comenzó en 1982, en una reunión sobre la paz mundial, celebrada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esta organización se está extendiendo por América Latina y el Caribe, África y Asia.

Agricultura familiar

Gero Vaatg

Existen numerosos sistemas productivos donde conviven diversas técnicas de producción sostenible de alimentos, destacándose la agricultura familiar que se puede desarrollar en zonas rurales, urbanas y periurbanas. Esta actividad, que puede incluir agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, acuicultura y pastoreo es administrada y operada por una familia y depende preponderantemente del trabajo familiar, tanto de mujeres como de hombres.

La agricultura familiar hace un gran aporte a la seguridad alimentaria a través de la autoproducción, el ahorro por la no compra de ciertos alimentos, la generación de ingresos por la venta de excedentes comercializables y en la promoción de hábitos de vida y alimentación saludable. En este contexto cada vez más gobiernos locales, regionales y nacionales implementan programas de apoyo a este tipo de agricultura buscando combatir la pobreza y contribuir a mejorar la seguridad alimentaria y la nutricional, el ambiente y los ingresos.

Los productos generados con la agricultura familiar pueden incluir hortalizas, frutas, hierbas medicinales y aromáticas, tubérculos, granos, etc.) o animales (aves, cerdos, conejos, cabras, ovejas, ganado vacuno, peces, entre otros, así como productos que no son para la alimentación como son las flores, las plantas ornamentales, las especies forestales, etc.

El futuro de la alimentación

De acuerdo con las proyecciones de referencia de la FAO, debería ser posible satisfacer la futura demanda de alimentos y piensos de la población mundial prevista para 2050 con unos índices realistas de incremento del uso de las tierras y el agua y del rendimiento. No obstante, conseguirlo no será automático y habrá que hacer frente a diversos desafíos importantes.

El futuro de la agricultura y la capacidad del sistema alimentario mundial para garantizar la seguridad alimentaria de una creciente población mundial están vinculados estrechamente con la mejora de la ordenación de los recursos naturales. Es necesario realizar grandes reformas e inversiones en todas las regiones para afrontar la escasez y la degradación, cada vez mayores, de las tierras, el agua y la biodiversidad, así como la presión adicional resultante del aumento de los ingresos, el cambio climático y la demanda energética. Es necesario, asimismo, crear los incentivos adecuados para aprovechar los servicios ambientales agrícolas con vistas a proteger las cuencas hidrográficas y la biodiversidad y a garantizar la producción de alimentos empleando tecnologías sostenibles.

El incremento de la producción de alimentos a nivel global debe combinar el aumento de la producción en tierras ya cultivadas y el incremento del área agrícola. Las nuevas tecnologías brindarán los medios para elevar tanto la intensidad agrícola como las áreas apropiadas para desarrollarla, por ejemplo, mediante cultivos resistentes a la sequía y el uso de maquinarias agrícolas inteligentes que minimicen el impacto sobre el suelo y el paisaje.

Es importante la participación de los agricultores en el desarrollo tecnológico, la investigación y el desarrollo de servicios de extensión agrícolas con un nuevo enfoque participativo y que promueva la equidad de género.

De igual forma los mercados mundiales deben funcionar de manera eficaz ya que la seguridad alimentaria de un número creciente de países dependerá del comercio internacional y del acceso a un suministro estable de importaciones.

Para conocer más sobre este tema solicita la edición de los fascículos  llamando al Plan LEA:  809-686-6688/2289/2510/2417.

(+)
AGRICULTURA FAMILIAR

¿QUÉ ES AGRICULTURA FAMILIAR?

Es una forma de organizar la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la pesca, la acuicultura y el pastoreo, que es administrada y operada por una familia y, sobre todo, que depende preponderantemente del trabajo familiar, tanto de mujeres como de hombres. La familia y la granja están vinculados, co-evolucionan, y combinan funciones económicas, ambientales, sociales y culturales.

AUTORES
GERO VAAGT AUTOR FASCÍCULO 2

El Dr. Gero Vaagt, de nacionalidad alemana, estudió Agricultura con título de Ingeniero Agrónomo en la Universidad Christian Albrecht de Kiel, Alemania. Posee un doctorado en Fitopatología, en protección de plantas y manejo de plaguicidas, del Instituto de Patología de Kiel, Alemania.

Entre los años 1981 y 1998, trabajó para la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GTZ) y fue respectivamente Fitopatólogo en el Servicio de Protección Vegetal de Costa Rica, Jefe del proyecto de plaguicidas en Malasia y después trabajó en la sede de GTZ en Alemania.

En 1998 se incorporó a la FAO como Oficial Superior del grupo de Manejo de Plaguicidas, responsable de todos los asuntos técnicos relativos al Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas, así como del establecimiento de las normas y de los siguientes cuerpos auxiliares de la FAO: i) Reunión Conjunta de FAO/OMS sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR); ii) Reunión Conjunta de FAO/OMS sobre Especificaciones de Plaguicidas (JMPS); y iii) Cuadro de Expertos de la FAO para el Manejo de Plaguicidas. Gero Vaatg es el autor del fascículo No. 2.

La geografía y los niveles de desarrollo

“Sin la Geografía, entender las desigualdades en la alimentación de la población es concluir un estudio inconcluso”.

Santo Domingo

Dando continuidad a la colaboración de los expertos que nos estarán acompañando en esta XXII edición de Semana de la Geografía, a celebrarse del 9 al 13 de marzo, le presentamos una breve introducción del tema “Rol de la Geografía en la distribución de la población, la alimentación y los niveles de desarrollo”, a cargo del profesor Bolívar Troncoso, autor del fascículo No. 2.

La Geografía, como ciencia que tiene por objeto el estudio de las relaciones e interrelaciones que se dan entre las cinco esferas terrestres (Atmósfera, Geósfera, Hidrósfera, Biósfera y Antropósfera), en el caso específico de la Antropósfera o esfera del hombre y sus actividades, juega un rol importante en la distribución de la población sobre la superficie terrestre, así como también en la distribución espacial de los niveles de alimentación y de desarrollo de la humanidad.

En cuanto a la distribución de la población sobre la superficie terrestre y sus causas, la Geografía la clasifica en zonas de alta, mediana y bajas concentraciones, tomando en cuenta que la extensión de la Tierra es de 510 millones de km2., de los cuales el 75% está cubierto de agua (mares, océanos, lagos, etc.), y el 25% de tierras emergidas (continentes e islas); y es en esta superficie donde habitamos los seres humanos, superando en la actualidad la población mundial de 7,455,564,181 de habitantes (Banco Mundial, 2014).

Zonas de altas concentraciones 

Sureste de Asia o monzónica

Se extiende desde la India hasta Japón y las Coreas (Birmania, Bangladesh, Tailandia, Malasia, Indonesia, Filipinas, Vietnam, Laos, Camboya y China). En esta región se concentra el 56% de la población mundial, siendo las dos naciones más pobladas China con 1,385 millones, y la India con 1,25 2millones al 2013.

El nivel de desarrollo de esta zona está vinculado a la presencia de recursos naturales como los suelos llanos y aluvionales y los grandes ríos, razón por la cual es la primera productora mundial de arroz y té, además de contar con países de importante desarrollo industrial y tecnológico como Japón, Corea del Sur, China e India.

No obstante los niveles de producción y desarrollo industrial y tecnológico con que cuenta esta región de gran concentración de población, los grandes volúmenes de población y la desigual distribución de la riqueza la convierten en un territorio con mucha pobreza y bajos niveles alimenticios de amplios sectores de la población, por lo que no existe una relación entre concentración de la población y desarrollo.

Europa del noroeste

Es la segunda zona de concentración mundial de población y está constituida por los siguientes países: Alemania, Inglaterra, Suecia, Noruega, Bélgica, Holanda, Francia, etc. La concentración en esta región supera los 250 millones de habitantes, siendo las causas fundamentales de esta concentración el predominio de un relieve plano; la concentración de los recursos suelo y agua; el clima templado que históricamente ha sido factor de poblamiento y desarrollo; el factor histórico, ya que en esta región se desarrollaron importantes civilizaciones bárbaras; la concentración de recursos minerales como el carbón, hierro, cobre y otros que han sido factor de desarrollo industrial y concentración humana; el desarrollo de la industria contemporánea, el comercio, las finanzas, etc.

Para ampliar sobre este y otros temas sobre el “Futuro de los alimentos: Alimentar al mundo, cuidar el planeta” síguenos en facebook.com/ planlea.

(+)
SOBRE LA GEOGRAFÍA 

COMO INSTRUMENTO: La Geografía es un instrumento de búsqueda y localización de la distribución de la población sobre la superficie terrestre y para determinar las causas y consecuencias de esa distribución.

Sin la Geografía, entender las desigualdades en la alimentación de la población es concluir un estudio inconcluso.

AUTORES
BOLÍVAR TRONCOSO AUTOR FASCÍCULO  2

Estudió Educación mención Historia y Geografía en la UASD, cursó postgrados en Geografía Humana, Riesgos Sísmicos en los Asentamientos Humanos, Planificación Regional y Turismo en Ecuador, México, Dominicana y Costa Rica respectivamente, y maestría en Ecoturismo en la ULACIT de Costa Rica.

Fue docente y Director Académico por más de 10 años en la educación primaria y secundaria; docente de la Escuela de Geografía de la UASD por 28 años; profesor fundador y Director de las Escuelas de Turismo de las universidades UNAPEC y Domínico-Americana, así como también profesor fundador de las Escuelas de Hotelería y Turismo de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), Iberoamericana y Dominicana O&M.

Políticas y Estrategias propuestas Propuesta para una estrategia nacional de desarrollo ecoturístico. Propuesta para una política de desarrollo turístico sostenible, Propuesta para la categorización de las empresas y microempresas Ecoturísticas. En la actualidad es el Presidente de la Sección Nacional de Dominicana del Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH).

Items de portfolio