El empoderamiento: un trabajo personal

Por: Ligia Valenzuela, M.A.

Inicio el año hablándoles de uno de los procesos más hermosos que trabajamos en nuestra consulta y que produce tantas transformaciones en las personas: el empoderamiento.

Hace unos meses llegó una paciente a mi consulta con una necesidad muy específica: “necesito que usted me empodere”. El término empoderar, es una traducción del término en inglés empowerment, que significa “potenciar los recursos de algo o de alguien”. En el mundo organizacional es un proceso estratégico muy concreto. En el mundo deportivo y del fitness, igual.

Pero, ¿qué significa “empoderar o potenciar los recursos de alguien” en el trabajo terapéutico que llevamos a cabo con las personas que van a nuestra consulta? Pues significa producir cambios en determinadas capacidades que la persona ya posee, pero que necesitan ser resaltadas o estimuladas para que se destaquen más y se hagan  visibles para esa persona.

Se trata de hacer posible que esos recursos personales que se encuentran rezagados, desestimulados, descalificados o perdidos  a consecuencia de una baja autoestima o de una falta de valía, salgan a la luz.

Quedar atrapados en las circunstancias  que se viven en el día a día o que se han vivido, muchas veces  necesita de un profesional de la conducta que ayude a  identificarlas para poder entonces  modificar cómo esa historia le está impidiendo a esta persona ver con lo que cuenta y así poder avanzar en su proceso de vida.

Cabe resaltar, que esto puede pasarles tanto a hombres como a mujeres. Solo que a consecuencia del condicionamiento social y la desigualdad a la que se enfrenta la mujer, es más frecuente que ellas busquen empoderarse  para entonces ser capaces de emprender y lograr cualquier proyecto que se propongan.

Pongamos el ejemplo de una persona tímida cuyo trabajo o estilo de vida la expone a hablar en público o en  grupos determinados.  Qué cualidades esa persona tendrá que potenciar o empoderar para poder lograr los resultados o el rendimiento que se espera de ella?

La timidez es una característica de su personalidad que seguirá siendo parte de ella, sin embargo, esta persona podrá tomar consciencia de habilidades y herramientas que desconocía que poseía, reforzarlas y así enfrentarse con éxito a las tareas que le están demandando.

¿Cuál es tu caso? Te invito a reflexionar sobre lo que en este momento limita tu vida, sobre esa forma de verte que no te permite descubrir las cualidades que tienes y te convierten en una persona insegura y con un pobre concepto de sí misma. ¡Haz consciencia de ellas! Este es un  trabajo personal que te traerá grandes satisfacciones.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *